MICROPROYECCIÓN

Este nuevo sistema representa una innovación en el campo de la limpieza por sus prestaciones y extraordinarias posibilidades de regulación, para su empleo en trabajos delicados.

Este nuevo procedimiento ofrece la ventaja de trabajar a muy baja presión (0,1 hasta 3 bars), permite emplear agua proyectada solamente e incluso incorporar áridos muy finos de diferentes granulometrías dependiendo de la dureza (microesferas de vidrio y abrasivos naturales) y exigencias de la limpieza, siendo una técnica muy suave.

Esta técnica permite un equilibrio entre distintas variables como tipo de superficie, tipo de producto proyectado, tiempo de proyección, presión y ángulo de trabajo.