La ignifugación es una técnica de aplicación industrial mediante la cual se trata un material para mejorar su “comportamiento” frente al fuego. Con este tratamiento las empresas de ignifugación conseguimos disminuir la inflamabilidad del material y la velocidad de propagación de las llamas en caso de incendio.